13 febrero 2007

Km/h

Cae una ligera lluvia que moja la tierra lo suficiente para que el aroma flote en el aire de esta noche de invierno. Por delante varios kilometros de un camino de montaña. El ronroneo del ralenti del coche se oye dentro del habitaculo mezclado con el ruido de las gotas golpeando el acero y el cristal del exterior. Los faros escamoteables se levantan descubriendo una ligera niebla que baila como el humo con la luz de largo alcance y los antiniebla. (Vale voy a empezar ya, mente en blanco y adelante). El pie izquierdo aprieta el embrague a fondo para poner primera, luego acelero mientras suelto el embrague, y voy cambiando las velocidades, y subiendo las revoluciones acompañadas del silvido del turbo, las saetas de los marcadores analogicos, iluminadas, empiezan su movimiento circular (si, no quiero preocuparme por nada mas), las curvas se van sucediendo, una a una, con ligeros sobrevirajes en las mas cerradas (realmente no se por que hago las curvas) una mas, ( y si ahora hago un recto?) el coche acelera brutalmente al entrar en cada una de ellas (concentracion, fijate en la carretera y no pienses mas cosas) luego salta en un bache del camino y entra perfecto en la siguiente curva (total para pensar en la gente, pfff la gente da asco, mejor os quedais en vuestro mundo politicamente correcto, radicalmente predecible. NO, la carretera, piensa en la carretera) el coche se desliza ligeramente hacia el borde mientras lo intento enderezar (mierda) y consigo entrar otra vez en la carretera (realmente pensais que sentis las cosas igual qeu yo?. Otra vez... solo la carretera, carretera, carretera, pfffff no tienen ni idea, carretera) la velocidad es alta y va aumentando en esta recta y los arbustos visibles bajo los halogenos desaparecen como todas las cosas que voy dejando atras (solo son cuerpos vacios y nada mas, o realmente no, pero yo se lo que quiero decir). Al final del camino hay una explanada donde detengo el coche cruzandolo con un trompo. Otra vez el ralenti, la lluvia y un pequeño trozo de la falda de la montaña iluminada. La tierra levantada cae en polvo junto con las gotas de agua hasta que se vuelve a ver todo perfectamente. (No hay nada que hacer, realmente nada vale la pena y las cosas seguiran asi.) Luego me vuelvo a mi casa, esta vez despacio para irme a dormir. Enciendo la radio del coche y suena Natalie Portman de Team Sleep (perfecto). Solo quiero llegar a mi casa y acostarme (solo quiero llegar a mi casa y soñar algo bueno).

1 Comments:

Anonymous MalcomY said...

A riesgo de hablar demasiado y sin conocerte te digo claro: que piensas poco y te encierras en tus pensamientos negativos y circulares, en un bucle de muerte, has de salir de ahí. Sal a fuera, revienta los miedos y apocamientos. La vida no es fácil pero si tu qieres rendirte hayá tu.

9:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home